Iglesias más bonitas de Sevilla

La Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla o de Santa María de la Sede es sin duda el monumento más famoso de toda Sevilla, y la Iglesia más bonita. Se trata de la Catedral Cristiana de estilo gótico más grande de todo el mundo. Esta Catedral se empezó a construir en 1401 tras demoler la Aljama de Sevilla y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1978.

Cuenta con una gran nave central y otras más pequeñas, así como con un gran número de capillas diferentes, con el Patio de los Naranjos, que se conserva de cuando era una Mezquita y con la Giralda, símbolo internacional de Sevilla conocido en todo el mundo, y que actualmente es el campanario de la iglesia, pero antiguamente fue el Alminar de la Mezquita.

La Basílica de la Macarena

La Basílica de la Macarena es una iglesia bastante moderna que cuenta con un estilo neo-barroco cuya construcción data de entre 1936 y 1946, a manos del arquitecto Gómez Millán. Se trata de una iglesia realmente conocida porque en ella se encuentra la famosa Virgen de la Esperanza de la Macarena, a la que se le rinde un culto muy especial y que es realmente importante en Sevilla.

La Basílica de la Macarena

Booking.com

Ubicada delante de la Puerta de la Macarena, por dónde se accedía antiguamente al Barrio de la Macarena, esta iglesia es sin duda una de las que los sevillanos más aprecian. De entre las leyendas de la Virgen de la Macarena destaca aquella que dice que la Virgen llora porque un borracho le tiró una botella un día en que la sacaban en procesión.

La Iglesia de Santa Ana

La Iglesia de Santa Ana se encuentra ubicada en uno de los barrios con más carácter flamenco y andaluz de toda Sevilla, el barrio de Triana. Esta iglesia fue catalogada como monumento en el año 1931 y sin duda es una iglesia realmente bonita, además de ser también la más antigua de toda Sevilla. La iglesia de Triana la empezaron a construir en el año 1276 y quién la mandó construir fue el rey Alfonso X.

La historia cuenta que el Rey padecía una enfermedad en sus ojos y quiso pedir a Santa Ana, madre de la Virgen, que le ayudara y es por ello que mandó construir la iglesia en su honor. En la iglesia también se encuentra enterrado Iñigo López y cuenta con un órgano realmente antiguo, que data del siglo XVIII y que fue obra de Valentín de Vardelonga.

La Iglesia del Divino Salvador

La Iglesia del Divino Salvador se encuentra ubicada en la plaza del mismo nombre y fue construida en el Siglo IX encima de lo que fue la Mezquita Mayor de la ciudad de Sevilla. Simplemente se conserva el patio, que era la parte de la Mezquita en que se practicaban los rezos, y la parte de la torre. Al deteriorarse mucho  en el S. XVII se le introdujeron reformas y desde principios del Siglo XVIII ha permanecido prácticamente igual.

Se trata de una iglesia con un estilo marcadamente barroco que se ha convertido en monumento concretamente desde 1985. Además, también es conocida porque desde este lugar es de dónde surgió la famosa hermandad del Rocío que cada año realiza un peregrinaje desde esta iglesia hasta la aldea junto a la Blanca Paloma. Se trata de una iglesia impregnada con puro sentimiento y amor sevillano hacia la Virgen del Rocío.

La Iglesia de la Magdalena

La original Iglesia de Santamaría de la Magdalena se encontraba en otra ubicación pero fue destruida por los franceses durante la ocupación así que tiempo después esta Iglesia se trasladó a su ubicación actual, que es donde antiguamente se encontraba ubicado el convento de los frailes Dominicos. La Iglesia de la Magdalena fue diseñada y construida bajo las órdenes del arquitecto Leonardo de Figueroa y sus obras duraron desde 1691 hasta 1709.

La Iglesia de la Magdalena

Esta iglesia es totalmente barroca por dentro, pero vale la pena visitarla puesto que está decorada con unos murales especialmente delicados pintados en la pared que sin duda llaman la atención y que también incluyen zonas de yeso y maderas en tonos dorados que fueron decoradas por los artistas más boyantes de aquella época. Se trata de un gran ejemplo de la arquitectura plenamente barroca de la Sevilla del Siglo dieciocho. Además de ser un bien de interés cultural fue también declarada monumento histórico desde el año 1970 y como curiosidad, destacar que es en esta iglesia en la que bautizaron al pintor Bartolomé Esteban Murillo.

La Iglesia de San Lorenzo

La Iglesia de San Lorenzo, ubicada en el barrio de San Lorenzo, data del Siglo XIII y tiene un estilo que mezclar el gótico y el mudéjar. Esta iglesia ha perdido toda su estructura natural puesto que fue remodelada en los siglos dieciocho y diecinueve y actualmente cuenta con una estructura bastante irregular, con cinco naves y con diferentes capillas diferentes y cruzadas en las que se pueden observar y admirar pinturas y esculturas de grandes artistas.

Como sucede con otras iglesias, alrededor de San Lorenzo también existen numerosas historias. Además hay que destacar que es en esta iglesia dónde se bautizó a Gustavo Adolfo Bécquer y que el Altar Mayor siempre está decorado con bonitas flores que la convierten en una iglesia con todavía más encanto.

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Pin on Pinterest0
(5/5) de 1 votos.