Lugares con encanto en Sevilla

Además de los lugares imprescindibles que no te puedes perder en la ciudad de Sevilla existen algunos preciosos rincones que vale la pena conocer pues tienen un encanto especial que transmite el verdadero color de Sevilla y que no todo el mundo tiene el gusto de conocer.

El Barrio de Triana

El barrio de Triana transpira esencia sevillana por todas sus calles. Sin duda es uno de los lugares con más encanto de la ciudad de Sevilla a dónde no deberás dejar de acudir para tomar una cervecita y unas ricas tapas típicas en cualquier terraza de algún bar o restaurante del barrio o simplemente para perderte por sus calles dejándote empapar del ambiente flamenco.

Una gran idea es acudir a un tablao de los muchos que podrás encontrar en esta zona y disfrutar conociendo todo el arte de la tierra en la que estás pasando unos días. Además, desde este barrio podrás disfrutar también de unas espectaculares vistas del río y de la Giralda que sin duda tampoco te dejarán indiferente.

El Metropol Parasol

El Metropol Parasol, conocido también como las Setas de Sevilla, sin duda también es uno de los lugares con más encanto de esta ciudad. Este curioso “lugar” fue el proyecto ganador de un concurso que hizo el Ayuntamiento de Sevilla para rehabilitar la Plaza de la Encarnación, dónde se encuentra ubicado y el arquitecto que lo diseñó fue Jürgen Mayer, de Berlín.

Booking.com

Lugares con encanto en Sevilla

El Metropol es una estructura que tiene forma de pérgola y está elaborada con madera y con hormigón, con unas espectaculares dimensiones de ciento cincuenta metros de largo, setenta metros de ancho y veintiséis metros de altura. Normalmente en la base se ubican un mercado tradicional y diferentes restaurantes, además de una zona de espectáculos y un museo arqueológico denominado Antiquarium.

La Plaza América

La Plaza América es una zona realmente especial y bonita también con mucho encanto aunque no tan famosa como la Plaza España, que se ubica en el conocido Parque de María Luisa, la zona verde más grande de la ciudad. Esta plaza se encuentra rodeada por el Museo de Artes de Costumbres Populares, por el Museo Arqueológico y por el Pabellón Real.

Se trata de la típica plaza en la que vas a poder ver a diferentes novios haciéndose el reportaje de bodas a turistas haciéndose selfies, pero aún así cuenta con un encanto especial y diferente puesto que se trata de un espacio ajardinado que alberga también algunas construcciones que fueron preparadas para el Expo. de 1929, como la Plaza de España. Otro especial encanto es que cuenta con algunas zonas especialmente habilitadas para alimentar pájaros, por lo que la plaza ha sido rebautizada como “el parque de las palomas”.

La Cartuja

El Monasterio de la Cartuja de Sevilla está ubicado en la Isla de la Cartuja y es uno de los cuatro monasterios cartujos que hay en toda Sevilla. Este espectacular lugar sin duda fascinará a cualquier visitante con su encanto y su especial ubicación. La Cartuja se encuentra ubicada en un barrio realmente moderno que fue creado para la Expo del 92 y a dónde se puede llegar desde Triana o desde el puente de la Cartuja.

Cartuja

Sin duda vale la pena visitar la Cartuja pues está rodeada de jardines y dentro además se pueden ver diferentes exposiciones de artistas actuales. En este lugar se podrán apreciar también diferentes capillas, la Puerta de las Cadenas, un espectacular atrio, la iglesia, la sacristía, el claustro mudéjar, el refectorio y otros lugares bonitos, históricos e interesantes. Además, mucho encanto también tienen el mirador sobre el río, algunas norias y las albercas y las zonas destinadas a huertas que pueden apreciarse desde la Cartuja.

La Torre del Oro

La Torre del Oro también es un lugar de Sevilla que cuenta con un gran encanto natural. Aunque algunas leyendas explicaban que aquí se escondía oro, todas son totalmente falsas y la Torre se denomina así por su color, que todavía es más brillante cuando refleja en el especial río Guadalquivir. Como símbolo también de una época de la ciudad, la Torre del Oro, unida con la Torre de la Plata por una muralla, sin duda también merece ser visitada.

Está muy cerca del río y justo al lado de la famosa Plaza de Toros de la Maestranza y en ella se respira también el típico ambiente andaluz y el estilo mudéjar. Mide 33 metros de altura y el color se debe a una mezcla de paja y cal prensada. Está considerada monumento histórico artístico y dentro alberga un museo Naval que tiene presente toda la historia marítima de Sevilla.

La Plaza de Santa Marta

Y el último de los rincones con encanto sin duda no es conocido por mucha gente. Se trata de una de las plazas más pequeñas de toda la ciudad de Sevilla, que se encuentra ubicada al lado de la Catedral y a la que se puede llegar desde una pequeña calle que está ubicada en la plaza conocida como Virgen de los Reyes. Es especialmente encantadora porque, debido a sus especiales características casi nunca hay nadie, y además de preciosa, por tanto, es una plaza realmente tranquila.

En esta placeta hay cuatro pequeños naranjos, y una pequeña cruz que proviene del hospital San Lázaro. Hace muchos años además era tradicional que se instalara en esta plaza todos los domingo un mercadillo de sellos y de monedas y billetes antiguos, pero más tarde, por los años ochenta, éste se trasladó hasta la Plaza del Cabildo.

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Pin on Pinterest0
(5/5) de 1 votos.