Puentes de Sevilla más bonitos

El río Guadalquivir une y a la vez separa en dos a la ciudad de Sevilla. Es por ello que, desde siempre, se ha hecho necesario tender puentes para poder cruzarlo y unir ambas partes de la ciudad. Antiguamente se utilizaron puentes flotantes pero finalmente se hizo necesaria la construcción de puentes fijos, creándose entonces algunos como el conocido puente de Triana. Además, más tarde se remodeló el cauce del río y se crearon nuevos puentes y de nuevo, para la Expo. del 92 se volvió a hacer lo propio. A continuación algunos de esos bonitos puentes.

El Puente de Isabel II o Triana

El puente más conocido de la ciudad de Sevilla es sin duda el puente de Isabel II, popularmente conocido como el Puente de Triana. Este puente une el Barrio de Triana con el Barrio del Arenal o el Centro histórico de la ciudad. Sustituyó en el Siglo XIX a un viejo puente de barcas ubicado en la zona, construido concretamente en el año 1852, a base de piedra y hierro.

El Puente de Isabel II es concretamente el puente de hierro más antiguo de todos los que se conservan en España y es por ello que fue declarado Monumento Histórico Nacional. Además, es uno de los monumentos más emblemáticos, no sólo del barrio sino de la ciudad de Sevilla, realmente bonito y que sin duda vale la pena conocer y visitar.

El Puente de Isabel II o Triana

Booking.com

El Puente de San Telmo

El Puente de San Telmo va desde los Jardines del Cristana o Puerta de Jerez hasta el conocido como Barrio de los Remedios, concretamente hasta la Plaza de Cuba y la Avenida de la República Argentina. Se trata de un puente realmente funcional que como es lógico toma su nombre del Palacio de San Telmo que se encuentra ubicado justo a su lado.

El Puente de San Telmo fue construido en el año 1931 y diseñado por el ingeniero José Eugenio Ribera dentro de algunos de los planes que se contemplaban para poder expandir Sevilla hacia nuevos barrios. Primero se pensó como un puente móvil para que pudieran pasar los barcos pero en el año 1968 fue modificado al empezar los barcos a atracar en la zona sur del río y para conseguirlo se transformó la parte del centro del puente en un tercer arco.

El Puente de los Remedios

El Puente de los Remedios une las dos partes de Sevilla ubicadas entre el Paseo de las Delicias, el Parque de María Luisa, más o menos a la altura de la Glorieta de los Marineros emplazada en el parque y el Sur de los Remedios y la calle conocida como Virgen del Luján. El Puente de los Remedios fue construido en el año 1868 para poder comunicar esta parte de la ciudad con el centro, puesto que había crecido mucho en los últimos años.

El Puente de los Remedios

Primero se le denominó Puente del Generalísimo, por el General Franco, pero con la llegada de la democracia se bautizó de nuevo como Puente de los Remedios. Además, desde este lugar se pueden ver unas increíbles vistas de la ciudad de Sevilla, dónde se contemplan la Catedral, la Giralda, la Torre del Oro y la Maestranza.

Puentes de la Expo del 92

Otros de los puentes más bonitos y llamativos de toda Sevilla son algunos de los construidos para la Expo del 92. El Puente del Alamillo, por ejemplo, es un puente Atirantado que fue diseñado por el conocido arquitecto Santiago Calatrava. El Puente de la Barqueta, también conocido como puente Mapfre debido a la empresa que lo financió, actúa como acceso al Parque Científico-Tecnológico Cartuja 93 y es colgante y de un solo ojo.

La Pasarela de la Cartuja es un puente realmente discreto que se ubica cerca de la Cartuja, como pasarela peatonal y que fue especialmente construido para que pudiera acceder más gente pero pensando en no alterar el conjunto monumental de la Cartuja de Sevilla mientras el Puente del Cristo de la Expiración o del Cristo del Cachorro une Triana y Sevilla y fue inspirado en el Puente Alejandro III de París, estando los pasos de peatones cubiertos por lonas con mástiles, para que el sol no moleste a los peatones. Este último se denomina popularmente puente de los leperos pues se afirma que “antes se construyó el puente que el cauce”.

Puente del Cristo

Por otro lado, el Puente de las Delicias, ubicado al lado del puente del mismo nombre fue construido también para la Expo del 92 para sustituir al puente de hierro que se denominada Alfonso XIII y que había sido construido para la Expo de 1929 en el mismo lugar. Se trata de un puente que se encuentra realmente cerca del Puerto de Sevilla y es por ello que es más grande que los demás y también es móvil, para que puedan pasar barcos e incluso trenes.

Y por último, el Puente del V centenario, que también fue especialmente diseñado para la Expo de 1992 junto a las demás instalaciones del puerto también está elaborado con tirantes de unas dimensiones gigantes e incluye además dos grandes torres que alcanzan los 120 metros de altitud. Este puente se encuentra ubicado a unos 45 metros sobre el río y se puede ver desde la ciudad y desde los alrededores de ésta.

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook4Share on Google+0Pin on Pinterest0
(0/5) de 0 votos.