Qué ver en Triana

Mucha gente coincide en que Sevilla es una de las ciudades más bonitas de Andalucía y con más espíritu andaluz, pero es que, dentro de ésta, sin duda Triana es el barrio más flamenco de toda la ciudad. Acércate a sus rincones, lugares y monumentos que vale la pena visitar.

Un barrio muy flamenco

Triana es un barrio para perderse. Considerado la cuna del flamenco en Sevilla, este barrio se encuentra emplazado a orillas del popular río Guadalquivir. Desde el Mercado de Triana ubicado junto al puente hasta sus especiales tiendas de cerámica pasando por los puestos de artesanía y los espectaculares locales de tapas andaluzas, todo en este barrio te sorprenderá, pues incluso vas a poder encontrar tiendas de muebles y hasta de objetos elaborados con muebles.

En Triana existen también una gran tradición joyera y muchas tiendas de moda, pero sobre todo, este barrio destaca por ser la cuna del flamenco más tradicional, por lo que no deberás dejar de perderte por sus callejuelas o adentrarte en cualquier bar típico o tablao flamenco para poder conocer este arte de primera mano mientras disfrutas de unas ricas tapas sevillanas y una buena cervecita.

Además de las atracciones principales, que se presentarán a continuación, en este popular barrio también será interesante visitar la Capillita del Carmen, la Plaza del Altozano, El Callejón de la Inquisición, la Parroquia de la O, las Almonas Reales, la Iglesia del Cachorro, las calles Alfarería, San Jacinto y Pureza, dónde podrás adquirir diferentes piezas de cerámica, la Capilla de los Marineros, la Calle Betis o e interesante Museo de Carruajes.

Booking.com

Calle

El museo del Castillo de San Jorge

Uno de los lugares que se debe visitar en el barrio de Triana es el Castillo de San Jorge. Este castillo fue una estructura medieval que se construyó en Sevilla, concretamente en el margen oeste del río Guadalquivir y que fue utilizado como prisión de la inquisición durante muchos años. En el Siglo XIX este castillo fue derribado y en su lugar se construyó un mercado de abastos

En la actualidad, en lo que son las ruinas bajo el suelo del castillo existe un museo sobre el castillo, sobre la Inquisición Española y sobre la represión religiosa en general que resulta realmente interesante. Además, para completar la visita se podría visitar el Callejón de la Inquisición al lado del mercado de abastos.

La Iglesia de Santa Ana

La Iglesia de Santa Ana es otro de los atractivos monumentales del barrios de Triana. Se trata de una parroquia con un marcado estilo entre gótico y Mudéjar y la historia de su nombre proviene de que el Rey Alfonso X el sabio la mandó construir como agradecimiento a Santa Ana, la madre de la Virgen María por ayudarle haciendo un milagro a curarse del problema grave que padecía en los ojos.

Desde entonces Santa Ana se convirtió en la Iglesia del Barrio de Triana puesto que desde la Reconquista de la ciudad solamente había una iglesia pequeña en el castillo de San Jorge, que después se destruyó para construir el mercado. Esta Iglesia es considerada monumento de interés cultural desde el año 1931 y sin duda su historia, su arquitectura y las diferentes obras de arte y retablos que adornan sus pareces son más que suficiente para que su visita sea muy recomendable si se está conociendo el barrio de Triana.

El Puente de Triana

El Puente de Triana sin duda merece una visita y un paseo por éste, a orillas del Guadalquivir. El nombre de Puente de Triana realmente es el nombre o apodo popular con el que se conoce a este puente, puesto que en realidad se denomina Puente de Isabel II. Éste fue construido por dos ingenieros franceses, entre los años 1845 y 1852, haciéndolo con materiales de hierro y piedra.

Puente

Con este puente se pretendía sustituir al conocido como Puente de las Barcas, el anterior a éste. Este conocido puente de Triana une dos de los barrios más conocidos de Sevilla, los barrios del Arenal y el de Triana, cruzando o atravesando el río Guadalquivir. Se trata del puente de hierro más antiguo que se conserva en España. Se trata de un puente realmente bonito, que con sus siete metros, resulta precioso de ver desde la zona de Triana, desde el Arenal o desde otro punto de Sevilla, con sus originales hierros, pues como la ciudad, este puente tiene sin duda un color y un encanto totalmente diferente.

El Corral de las Flores

El corral de las Flores también será un lugar interesante y realmente diferente para visitar en el barrio de Triana. Se trata de un precioso ejemplo de un corral o patio de vecinos sevillano. Estos eran los típicos lugares en los que vivía una gran parte de sevillanos, en una especie de patios o de barrios de vecinos. Este es especial y está decorado con un gran número de flores.

La mayoría de corrales conservan el tipo de construcción y la fisonomía original del edificio, con sus ventanales, sus jardines, sus diferentes pisos y sus espectaculares macetas llenas de flores que decoran el lugar y convierten este espacio en una zona realmente mágica y especial, típicamente sevillana.

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0
(5/5) de 1 votos.