Rutas de senderismo en Sevilla

Además de conocer la capital sevillana y algunos de los diferentes pueblos con encanto que se ubican a su alrededor, una opción muy interesante si se tiene pensado ir de vacaciones a la provincia de Sevilla es la de realizar alguna ruta senderista.

Ruta por la Lantejuela

La primera propuesta de ruta es la de la Lantejuela. Con el nombre del municipio más cercano, esta Reserva Natural se encuentra en cambio emplazada en el término municipal de la ciudad de Osuna. La reserva está formada por diferentes lagunas  de aguas realmente tranquilas de los largos de Ballestera y Calderón Chica y también toma algo de la cuenca del conocido como el arroyo salado. Se trata de una zona andaluza que vale la pena visitar pues uno de los rasgos que más destacan es que sus aguas son saladas.

Debido a la salinidad del agua, esta zona cuenta con muy pocas especies y por tanto se trata de una zona que cuenta con un gran valor ecológico, así como la especies que en ella habitan. Al tratarse de una zona húmeda, además de conocer diferentes plantas también podrás avisar un gran número de aves diferentes e incluso grandes rapaces como el cenizo o el conocido como el aguilucho lagunero.

Ruta del Cerro del Águila en Doñana

La ruta del Cerro del Águila sale desde la conocida como la colonia agrícola de la Algaida hasta el pinar de Monte Algaida, su destino. El itinerario transcurre entre diferentes lugares para llegar finalmente a un bosque repoblado en el que se podrán admirar desde chozos marismeños que son el perfecto ejemplo de la arquitectura típica popular hasta un gran número de especies diferentes.

Booking.com

Cascadas Huéznar

En el Cerro del Águila tierra y mar se fusionan donde la industria de las salinas ha funcionado bien y es por ello que durante este recorrido de dunas realmente fósiles se podrá incluso avistar la orilla del otro lado del río, revisar la espectacular vegetación y pasear sin reparo. Al rodear el pinar se encontrarán unas espectaculares zonas de marismas así como una loma que da nombre al sendero.

Las Cascadas del Huéznar

Las Cascadas del Huéznar son una zona del río que lleva este nombre en las que se encuentran ubicadas unas preciosas pozas y unas cascadas que aparecen y surgen de la caída del agua hacia unas curiosas rocas calizas que son popularmente conocidas como travertinos. Estos saltos de agua llevan una abundante cantidad de agua cristalina a lo largo de unos preciosos saltos de agua que son conocidos popularmente como Las Chorreras. Estas cascadas fueron incluso declaradas monumento natural en 2001.

Cuando se inicia el sendero por el que transcurre este monumento natural se puede también descansar en un área recreativa conocida como El Martinete, después se puede ascender hasta el río y la cascada, dónde encontraremos abundante vegetación típica de río y un gran bosque formado por sauces, fresnos, alisos y hasta olmos. Además podréis también visualizar un gran número de especies animales de lo más variadas, como el Martín pescador, la garza real o las truchas.

Sendero de los Molinos en el Norte de Sevilla

El sendero de los Molinos que se encuentra ubicado en la zona norte de la sierra de Sevilla, concretamente entre Almadén de la Playa y el río Rivera de Cala toma su nombre del gran número de molinos que se instalaron por aquella zona hace muchos siglos y que también dieron nombre al arroyo que transcurre por la zona. Durante esta ruta también se podrá conocer mejor la economía tradicional de la zona y entender todos los paisajes que conforman ese peculiar lugar.

Jaral

El sendero transcurre a través de diferentes caminos flanqueados por distintos muros de piedra y desde él se podrán conocer un gran número de molinos hidráulicos realmente curiosos de conocer. La existencia de agua suficiente propició que se empezara a desarrollar esta industria que mucho más tarde, junto con el oficio de molinero también constituiría un recurrente motivo en la literatura española e incluso en el habla popular. Este recorrido hace un repaso a toda aquella historia molinera que tuvo lugar hace algunos años al norte de Sevilla.

Ruta por la laguna del Jaral

La laguna del Jaral es la tercera de las rutas sevillanas que vale la pena visitar. Se trata de un gran claro ubicado en una pinada. Este sendero requiere un nivel senderista elevado puesto que transcurre por unos terrenos que son bastante complicados al tratarse de arena y haber bastante desnivel pero sin duda cuenta con unos paisajes tan bonitos que vale la pena el esfuerzo.

Esta ruta sale de la carretera próxima a la laguna y va avanzando entre pinares que fueron plantados hacia mitad de siglo hasta llegar a una especie de acantilado con vistas al océano Atlántico. En esta ruta se podrá disfrutar visualizando la famosa duna del Asperillo y su acantilado, que ha sido declarado monumento natural de Andalucía gracias a que cuenta con un gran valor geológico y ecológico. Además se podrán visualizar también unas plantas realmente resistentes que soportan los fuertes vientos que llegan cargados de sal y de arena.

Comparte en las redes socialesTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0
(5/5) de 1 votos.