Andalucía es una comunidad llena de sorpresas: su clima, cultura y gastronomía son algunos de los aspectos que hacen de esta región una de las más conocidas y encantadoras de toda España

Muchas de las costumbres y actividades propias de Andalucía son conocidas a tal punto que es imposible viajar a alguna de sus localidades sin experimentarlas. Es por ello que en este artículo vamos a enumerar 9 cosas típicas de Andalucía para que puedas conocer más de la intrigante idiosincrasia del sur de España.

9. Casas blancas

En Andalucía hay pintorescos pueblos por montón. Todos ellos con un atractivo especial y único pero con algunos aspectos en común como las típicas casas blancas que llenan de atractivo las calles y que con ese estilo mediterráneo maravillan a cada visitante que se adentra en sus barrios.

Muestra de ello se ve en la Ruta de los Pueblos Blancos en Cádiz, un recorrido que abarca 19 municipios de esta provincia y cuyo mayor atractivo está en las localidades con esas viviendas impolutas que combinan excelentemente con el hermoso paisaje autóctono de la región.  

En estas casas los patios deslumbran por su estado de conservación ya que son parte del legado tanto romano como árabe en la comunidad. Esta es una característica propia en todas las casas de Andalucía, pero en los pueblos blancos parece estar aún más pronunciado por lo que verlos es impresionante. 

Los habitantes de Andalucía le dan un toque especial a estas fachadas brillantes ya que sacan sus plantas en los balcones y a la orillas de las puertas para que con su maravilloso verdor causen un contrapunto excepcional. Es un espectáculo visual único de esta región de España

Las casas blancas de Andalucía son, sin duda alguna, unas de esas muestras de lo hermoso que puede llegar a ser la vida tradicional, apartada de las grandes ciudades.

8. Los olivos 

¿Te has preguntado por qué en España y en especial en Andalucía el aceite de oliva es un producto tan usado? Con tan solo darle un vistazo a las grandes extensiones de olivos que nacen en los campos andaluces tendremos la respuesta. 

El olivo es un árbol muy resistente y muy valioso, no solo por el preciado fruto que ofrece sino por su apariencia digna de un cuento medieval. En las provincias de Andalucía los olivos nacen y crecen alineados, dando una apariencia de orden pero a la vez de vida a los campos que se extienden y se pierden completamente de la vista. 

Tal es su importancia que a lo largo y ancho de la comunidad se registran unos 2000 paisajes oliveros de gran tamaño. Incluso 9 de ellos han sido catalogados como imprescindibles como los Acebuchales de Cádiz, los Olivares vetustos de Málaga y el Valle de Lecrín. 

Lo más interesante es que no importa a cúal vayas, todos tienen un atractivo distinto, todos tienen algo que los caracteriza y que logra cautivar a propios y extraños con una belleza natural indescriptible. También hay que destacar que estos frondosos campos sirven como pulmón económico para la región. 

Es inevitable visitar Andalucía y no mirar fijamente el horizonte en un campo de olivos. Es una experiencia única. 

7. Flamenco 

En definitiva no se puede hablar de las expresiones culturales de Andalucía sin mencionar al flamenco, quizás la expresión artística más importante y difundida de toda la comunidad andaluza y uno de los emblemas más reconocidos de toda la cultura española.

Esta danza viene de orígenes humildes: probablemente nació dentro de las comunidades musulmanas y gitanas que se compenetraron al compartir su condición de minoría étnica. La palabra flamenco es un derivado de una expresión árabe andalusí “fellah min gueir ard” que puntualmente significa “campesino sin tierra”.  

Es una danza llena de expresiones y sentimientos, aspectos típicos de la pasión que vibra en el pecho de cualquier andalusí. Sus formas y su popular “canto jondo” son características propias de un pueblo que transformó el sufrimiento en arte y lo refleja en cada una de las notas de sus canciones. 

Actualmente es una de las manifestaciones folklóricas más conocidas de toda la hispanidad, pero siempre hay que recordar que el flamenco nació y se desarrolló en Andalucía, en donde el legado permanece intacto y miles de sus pobladores siguen disfrutando de escucharlo, cantarlo y bailarlo. 

Si quieres escuchar el flamenco más tradicional de España bastará con dar una vuelta por alguno de los barrios más populares de Andalucía.  Ya sea en el teatro o incluso en las calles no faltará quien deguste a los presentes con un maravilloso espectáculo de este hermoso arte. 

6. Jamón ibérico 

Y por supuesto que la gastronomía no podía quedar por fuera de la lista de cosas que te hacen querer volver a Andalucía y en ese renglón el jamón ibérico tiene un puesto más que privilegiado. 

Si bien el jamón ibérico en compañía con el serrano son de los productos estrellas de toda la identidad culinaria española, en Andalucía le dan un toque más que especial: es la variante más internacional y acompañante que no puede faltar en la mesa ya sea en una ida de tapas con amigos o hasta en la cenas más formales y elegantes. 

Este jamón tiene un sabor tan especial debido en primer lugar a la gran calidad de la carne del cerdo ibérico la cual ya por sí misma tiene un sabor especial. De igual manera no se puede dejar a un lado el proceso de control y selección que se tiene con estos animales desde el proceso de crianza, alimentación y hábitat.  

Hoy en día este producto es uno de los más industrializados así que podrás encontrarlo en cada rincón de España. Aún así, nada se compara con probar un buen trozo de jamón ibérico preparado de forma artesanal, esta gran experiencia se vive al visitar los pueblos más tradicionales de los campos andaluces.

Probarlo es básicamente experimentar los sabores de esa Andalucía de antaño, la que a pesar de la modernidad no ha dejado a un lado ninguno de sus valores culinarios.

5. Procesiones en Semana Santa  

La vida religiosa también forma parte de la más pura identidad española y específicamente la andaluza. Cada festividad despierta un fervor especial en el corazón de cada habitante de esta región, de allí viene la pasión y la algarabía con la que cada celebración religiosa se lleva a cabo incluyendo por supuesto la Cuaresma y Semana Santa.  

El aspecto más característico de la Semana Mayor en Andalucía radica en sus procesiones: estas se realizan prácticamente en centenares de pueblos a lo largo y ancho de la comunidad en donde conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo de una forma muy sentida y apasionada. 

En cada provincia se realizan actividades especiales e incluso se preparan deliciosos postres autóctonos de la región: en Almería por ejemplo se lleva a cabo un encuentro cada Jueves Santo en la plaza circular de Almería, mientras que en Cádiz el mayor atractivo son las imagenes de talla de escultores tan importantes como Miguel Láinez. 

En cada una de estas procesiones se pueden ver diversas hermandades de penitentes, así como nazarenos vistiendo el hábito típico. Se trata de una época tan vistosa que en 2006 el gobierno de Andalucía declaró a la Semana Santa de esta región como fiesta de interés turístico

Si estás planeando un viaje por Andalucía no está nada mal que vayas durante la Semana Santa y experimentes todo el fervor espiritual de esta aguerrida población. 

4.  Hermosas playas

Para quienes son amantes del verano y de los deportes acuáticos Andalucía es el destino soñado. Las playas de esta región están entre las más hermosas de España y cada año atraen turistas no solo de España sino de todos los destinos del mundo. Son más de 1.100 kilómetros de terreno litoral en el que propios y foráneos disfrutan en los días de calor. 

Por supuesto que una ida a la playa no estaría completa sin una buena comida y en ese aspecto Andalucía no tiene comparación: desde el tradicional pescaito frito hasta las irresistibles tortillitas de camarones, los platillos que podrás conseguir en los chiringuitos son para chuparse los dedos. 

Los deportes extremos también están a la orden del día ya que las costas andaluzas se prestan para su práctica. Surf, windsurf, kitesurf, buceo, todo lo que desees hacer está disponible, incluso si no tienes experiencia podrás encontrar excelentes instructores que te ayudarán a pasar una jornada agradable.

Desde playa Los Genoveses en Almería, pasando por playa de La Guardia en Granada hasta la playa de Matalascañas en Huelva siempre encontrarás un destino ameno y con una enorme belleza natural para que puedas pasar unas vacaciones sin penas ni preocupaciones con el mar en frente. 

3. Cerveza 

Como bien se sabe Andalucía es una región muy calurosa ¿y cuál es la bebida perfecta para apaciguar las altas temperaturas? No cabe dudas que una buena cerveza fría. En cada una de las provincias de la comunidad se suele hacer cerveza artesanal de muchísima calidad y sabores excepcionales, muy apropiadas para los días de verano. 

Ya sea tomada en botella o en la popular caña, la cerveza en Andalucía es una bebida que está entre los primeros escaños de los menús de bares y restaurantes de todo tipo. Son el complemento ideal para ir de tapas con los amigos y su consumo es muy ocasional entre los lugareños de los distintos pueblos. 

En Sevilla, específicamente en el barrio Triana se elabora cerveza 100% artesanal sin ninguna clase de aditivos. El método de fabricación es el más tradicional aunque se envasa en botellas muy higiénicas y seguras es por ello que no es raro que las cervezas locales se sirvan en los establecimientos. 

Otro ejemplo lo podemos encontrar en Granada, en donde la cerveza artesanal es tan popular que incluso es un producto industrializado. En esta provincia la bebida es “rubia” con unos toques dulces que realzan con creces su sabor, son el complemento ideal para degustar un buen cazón frito a la orilla de la playa. 

2. Mantecados 

Los dulces tradicionales de Andalucía son únicos y deliciosos. En esa lista los mantecados están entre los primeros exponentes dado al exquisito sabor dulce y tradicional que no se ha perdido con el paso del tiempo.

Los mantecados son típicos de la época navideña pero los puedes conseguir todo el año en algunas confiterías de los barrios más populares. Los hay de todas las variedades: de chocolate, con almendras, con canela o con limón, prácticamente existen mantecados para todos los gustos

Estos dulces se han vuelto tan populares que personas de toda España emprenden viaje hacia Andalucía cuando la temporada de estos dulces empieza y ni hablar de los extranjeros que quedan completamente maravillados la primera vez que los prueban, sin importar el sabor que tengan. 

Tienen una textura muy agradable y para los andaluces es una manera perfecta de recordar las navidades durante la niñez. Definitivamente, sea cual sea la época en la que viajes a cualquier provincia de Andalucía comer aunque sea un mantecado es un objeto inaplazable en la lista de cosas por hacer. 

1. El legado de Al-Ándalus 

El sur de España fue por mucho tiempo un lugar dominado por árabes, por tal motivo las construcciones que se realizaron durante este periodo tienen toda la impronta del arte clásico musulmán. Actualmente en Andalucía esa herencia cultural y arquitectónica permanece viva, siendo uno de los atractivos históricos más prominentes en la región. 

Los jardines, los edificios más antiguos y hasta algunas casas conservan esas fachadas tradiciones que rememoran un pasado con una mezcla cultural muy amplia. Cabe destacar que Andalucía no solo era el hogar de comunidades árabes musulmanas, sino también de una densa población judía y por supuesto cristiana.  

Monumentos como la espectacular mezquita de Alhambra, en Granada son una muestra tangible de la belleza arquitectónica de la época, del profundo legado histórico y de las maravillosas muestras de arte que han sobrevivido a centenares de cambios desde hace siglos en la comunidad.

Estos escenarios que emanan esa esencia de espiritualidad han servido de inspiración para autores de todas las edades que han plasmado en grandes obras literarias y cinematográficas la belleza de la Andalucía medieval. Disfrutar de estas plazas históricas es sin lugar a dudas una de las actividades más placenteras y típicas de Andalucía.

(0/5) de 0 votos.